Sat Hari Kaur Kundalini Yoga

Yoga para Adultos, Niños, Mujeres Embarazadas y Aduto Mayor, en Villarrica, Chile.

lunes, 15 de septiembre de 2014

Yoga para rehabilitar lesiones

Entre sus muchos beneficios, el yoga permite sanar y fortalecer contusiones y mantener un buen estado de salud


Las posturas de yoga ofrecen beneficios físicos, mentales y emocionales.
Las posturas de yoga ofrecen beneficios físicos, mentales y emocionales.


Desde lesiones serias hasta contracturas ocasionadas por una mala postura o por estrés, el yoga restaurativo se convierte en una excelente alternativa para ayudar a sanarlas y fortalecer los músculos, por medio de posturas que se enfocan a alinear el organismo y que tienen como objetivo la rehabilitación del cuerpo. Conozcamos más de esta alternativa que promete mejorar tu calidad física y mental.



Fernando Arizpe, maestro de yoga del estudio Yoga Kendra, explica que esta práctica de asanas (posturas) de la combinación de ésta con métodos fisioterapéuticos que buscan brindar bienestar físico no solo a personas que han sufrido algún tipo de lesión o simplemente para aquellos que son practicantes de esta disciplina y buscan profundizar en ella con mayor conciencia de su cuerpo, en ambos casos, brindan la protección necesaria para revenir daños.

El yoga restaurativo busca la relajación de los músculos tensos y el fortalecimiento de los que están débiles, así como el movimiento y la coordinación entre ellos. Su principal objetivo es la protección y alineación de la columna vertebral y las articulaciones de las extremidades superiores e inferiores”, dice el especialista.
Si te duele ¡practícala!


Las series de asanas que se realizan durante una rutina, son suaves y pensadas especialmente para buscar la adaptación de cada parte del cuerpo, darle movilidad y flexibilidad a cada espacio para retornarlo a su forma natural, para ello se recurre a elementos como cobijas, bancos de madera, un instrumento llamado BackMitra creado por Brigitte Longueville, una de las maestras más reconocidas por su trabajo en yoga restaurativo y que permite trabajar de una forma delicada, pero efectiva con el cinturón escapular, que abarca los hombros, el pecho y la espalda alta, así como también fortalece el cinturón pélvico que está formado por el abdomen, la pelvis y las piernas.

Sentir dolor o incapacidad para mover con libertad alguna parte del cuerpo se debe, dice Fernando Arizpe, a que el músculo en la zona adolorida sufre una sobrecarga de trabajo debido a que el resto de ellos son débiles, también cuando hay mucha rigidez y nulo movimiento del cuerpo o algún nervio está presionado por demasiada tensión o desalineación. Por lo tanto, los cuatro principios del yoga restaurativo proporcionan beneficios para aliviar esos padecimientos:

• Relajar

• Mover

• Fortalecer

• Coordinar


Yoga restaurativo, es para todos


Aunque se trata de una disciplina que no está contraindicada para ningún caso de lesión o discapacidad, es importante consultar con el médico antes de incorporarse a esta práctica, ya que el instructor de yoga debe conocer el estado físico de cada persona para que de acuerdo a ello implemente las variaciones de posturas a fin de lograr que sean benéficas para todos y no representen un reto físico que ponga en riesgo su salud.

“Si la persona padece una lesión o enfermedad específica debe de haber una autorización previa por parte del médico o fisioterapeuta para practicar yogarestaurativo. Es importante que el practicante le indique al instructor específicamente el tipo de lesión o enfermedad que padece antes de iniciar la actividad, así como también que haya una constante comunicación entre ellos para detectar cambios negativos o positivos en el proceso”, recomienda Fernando Arizpe.

Lo más importante, agrega, es la conciencia por parte del practicante, ya que si bien no podrá realizar todo lo que quisiera, sí podrá lograr cosas que nunca imaginó. Eso sólo se obtiene con humildad y dedicación.

Los beneficios de esta disciplina no se limitan al campo físico, sino que también trabaja con las emociones que se guardan en huesos, músculos, órganos y sistemas. Gran parte de su trabajo es respirar y llevar oxígeno a áreas específicas del cuerpo para que se liberen toxinas, emociones y pensamientos atrapados.

El yoga restaurativo nos enfrenta al miedo, a la angustia, a la ansiedad, al enojo, a la tristeza y a todos esos pensamientos negativos que invaden la mente y nos enseña que todo es impermanente desde la observación, la aceptación y el desapego. ¿Estás listo para empezar?

Para saber más: Back Mitra

Para leer: Historias del estudio del yoga. Rain Mitchell. Editorial Suma

Colaboración de Fundación Teletón México

“La empatía: Nos hace vivir el sentir ajeno”

Bojorge@teleton.org.mx

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar. Su comentario será moderado antes de ser publicado.

Equipo Administrador