Sat Hari Kaur Kundalini Yoga

Yoga para Adultos, Niños, Mujeres Embarazadas y Aduto Mayor, en Villarrica, Chile.

lunes, 22 de septiembre de 2014

Los 9 trucos para madrugar y superar la pereza

¿A qué porcentaje de personas le gusta madrugar? ¿En qué se aspectos sobresale esta élite de prohombres?


En lo que a levantarse pronto se refiere, hay una aristocracia del 10% a la que gusta madrugar mucho. Multitud de psicólogos y científicos coinciden en que la satisfacción y el bienestar son factores más comunes entre esta élite de prohombres. El 90% restante –entre los que se encuentra el redactor de esta noticia- odia desprenderse de las sábanas.



Para sentirnos mejor con nosotros mismos, Vivian Giang y Drake Baer -expertos en Economía, Psicología y estrategias personales- recomiendan a través de Business Insider una serie de trucos para madrugar y superar la pereza. Si quieres vivir por las mañanas el minuto heroico, acógete a estas nueve reglas.

1.Hazte a la idea de que te vas a levantar pronto. Investigadores alemanes han demostrado que el cerebro prepara al cuerpo para despertarse en un periodo determinado segregando unas dos horas antes ciertas hormonas que propician la actividad. Durante un experimento, dijeron a un grupo de personas que debían levantarse a las 6 de la mañana; sobre las 4.30 detectaron estas hormonas en su sangre, y se despertaban sobre esa hora tanto si sonaba el despertador como si no.

2.No te cargues de tareas al comienzo del día. Cuanto más esfuerzo mental tengamos que hacer nada más levantarnos, más pereza nos dará hacerlo. El cerebro necesita dosificar la energía de menos a más para llegar bien al final del día. Deja para el principio tareas simples o rutinarias.

3.Llénate del sol del amanecer. Un estudio de la Universidad de Lieja ha comprobado que las personas que reciben por la mañana un baño de luz natural se muestran más alerta y generan más actividad cognitiva.

4.Haz caso al despertador. Cuando suene, haz el esfuerzo y levántate en seguida. Recuerda que el cerebro ha segregado unas hormonas para decirle a tu cuerpo que se active. Si no haces caso al reloj y duermes un poco más, anulas el mensaje de actividad y lo cambias por otro de relajación, de manera que luego te costará mucho más obtener la energía necesaria.

5.Masajea cinco puntos clave. Son puntos de relajación, pero al masajearlos se obtiene una renovada actividad cerebral, según una investigación de la Universidad de Michigan: empieza por la parte superior de la cabeza; sigue por la zona entre el pulgar y el índice; a continuación presiona bajo la rótula (rodilla); luego la almohadilla del pie, bajo el dedo gordo, y concluye en la base de la nuca.

6.Utiliza una alarma del despertador que te resulte agradable. Científicos de la Universidad de Pensilvania han demostrado que despertarse de forma brusca crea sensaciones negativas. Hay que hacerlo de manera gradual, con un estímulo suave y confortable.

7.Levántate siempre a la misma hora. A nuestro cuerpo le convienen las rutinas y se acostumbra fácilmente a ellas. Establece una hora incluso para los fines de semanas. Llegará un momento en que ni necesites despertador.

8.Un poco de ejercicio para activarte. Hay que combatir la natural relajación de la noche con un poco de actividad. Bastan unos minutos de estiramientos o unos ejercicios de yoga.

9.Hidrátate. Por la noche perdemos agua por la transpiración. Si la reponemos pronto, ‘engrasaremos’ los mecanismos biológicos para funcionar a pleno rendimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar. Su comentario será moderado antes de ser publicado.

Equipo Administrador