Sat Hari Kaur Kundalini Yoga

Yoga para Adultos, Niños, Mujeres Embarazadas y Aduto Mayor, en Villarrica, Chile.

miércoles, 27 de agosto de 2014

Armoniza tu cuerpo y mente haciendo yoga



Esta disciplina llegó para dejar de lado a los aerobics, el 'spining'; y más allá de ser apreciada como una moda, es un estilo de vida con fines integrales


GUADALAJARA, JALISCO (26/AGO/2014).- Es verdad que en nuestra ciudad hay un creciente interés por la práctica del yoga. Parece que esta disciplina ha sido capaz de suplir los aerobics, el ''spinning'' y las visitas al gimnasio convencional. ¿Se ha vuelto una moda? La belleza que se adquiere en la corporalidad lo ha vuelto un ''trend topic''

Si bien es cierto que Gwyneth Paltrow y Madonna lucen una figura espectacular por su disciplinada actitud hacia esta práctica, ¿qué es el yoga? ¿Y qué buscamos a través de él? Es una disciplina ancestral que se importó de la India a Occidente e incluye un amplio espectro filosófico e histórico que a veces —por nuestra propia visión occidentalizada— es confundido con la religión.

El yoga es una excelente herramienta para la autobservación y el autoconocimiento. La práctica física es, a veces, sólo una mínima parte de este universo mental y espiritual. Hoy en día hay muchos tipos, variedades e incluso “mezclas” de posturas (o "asanas") que hacen “nuevas” rutinas de yoga. Si bien no tiene nada de malo asistir a una clase para mantener la salud y bienestar físico, ésta puede resultar una interesante compuerta para acceder a un mundo de conocimiento. Es importante investigar en la gran variedad de ramas que existen para poder decidir cuál es la que necesita nuestro cuerpo, pero sobre todo, nuestra mente.

Por Dolores Tapia

RAMAS DEL YOGA

De Hatha al Raja

Hatha. Forma física más occidentalizada. Su finalidad es hacer que el cuerpo esté sano y fuerte.

Karma. El yoga de la acción: trabajo o servicio altruista. (Ejemplo: Madre Teresa de Calcuta).

Raja. A través de la meditación hay control.

¿Cuál es cuál?

Hatha. Base de todos los tipos. Mueve la energia de todo el cuerpo.

Iyengar. Se centra en la alineación adecuada.

Ashtanga. Secuencia dinámica y fluida que crea calor en todo el cuerpo.

Yin. Trabaja los tejidos a profundidad, promueve la circulación y libera energía.

Kundalini. Posturas para despertar la energía kundalini, la fuerza positiva de la vida.

Bikram. Una serie de 26 posturas y dos ejercicios de respiración que se practican en un salón a 40 grados.

CONSEJOS

Paso por paso

> No debe haber un sobreesfuerzo a la usanza de la gimnasia, la intención es hacer “sin violencia” que se abra el cuerpo y la mente.

> Cada persona se observa y va trabajando sus propios límites. El aumento debe ser gradual.

> Se recomienda el agua de coco para después de la práctica.

> Es importante observar el cuerpo después de las sesiones.

Cuerpo y mente

“Es meditación en movimiento” señaló en entrevista Angie Flores Saiffe, directora y maestra en Punto Yoga, uno de los centros yoguis más destacados en la ciudad. Angie es practicante de Ashtanga Yoga –un estilo vigoroso también conocido Vinyasa yoga- una secuencia dinámica y profunda que crea calor interno en el cuerpo provocando que éste elimine tóxinas y adquiera fuerza y elasticidad. Ashtanga yoga fue creado por Pattabhi Jois en 1948 y significa “Ocho ramas”.

Angie Flores afirma que es una práctica exitosa y que esto resulta “un gancho” porque hay un trabajo físico notable “pero la yoga es muy profunda y muy amplia, de entrada significa “unión” (…) Hay yoga del conocimiento y también yoga de la acción así como otras cosas que nos remiten hacia muy atrás”, dijo.

El autor Patanjali documentó las bases de la práctica en los “Yoga Sutras”. Sin embargo “los maestros señalan que es para todos” dice la directora de Punto Yoga. Y ahí nos encontramos ahora.

Los “Yoga Sutras” señalan ocho componentes para la práctica; Yama (acciones y habla no violentas), Niyama (entusiasmo hacia la práctica), Asana (posturas físicas), Pranayama (ejercicios para el control de respiración), Pratyahara (alejar los sentidos que nos distraen), Dhyna (meditación) y Samadhi (pensamientos quietos). Así pues, para el cuerpo se trabajan “asanas”, que es lo que provoca que quienes desean entrenar el cuerpo o bajar de peso se acerquen a esta disciplina, pero también se incluye “pranayamas” que proporcionan bienestar emocional.

Gizeth Galatea es actriz tapatía e instructora de Hatha Yoga en Distrito Federal, siempre fue una asidua deportista “y en un momento mi cuerpo comenzó a gritar por los impactos de los ejercicios aerobicos,” señaló “eso junto con una necesidad de meditar me hicieron acercarme al yoga, los dolores se fueron, mi sueño, mi digestión, todo cambió. Conforme la practico más quiero”. Gizeth afirma que “hoy en día todos nos hemos vuelto más conscientes de nuestro cuerpo y nuestro entorno, y buscamos momentos de paz en el caos (…) No hay que flotar sobre el pavimento ni volverte monje, esto implica reconocer que sólo tenemos un cuerpo y una mente en esta vida, que hay que cuidarlos y protegerlos para que funcionen lo mejor posible hasta el fin”.

Al igual que el Ashtanga, el Hatha Yoga tiene su propia filosofía, es la base de todos los tipos de yoga físico que se centran en el cuerpo. Su objetivo es mover la energía (o prana) a lo largo del cuerpo. Es el tipo de yoga más común.

Olinka Villanueva Zuno es instructora de Hatha Yoga, así como de Tai Chi y Qi Gong, la práctica de Olinka está enfocada de manera más acentuada a lo espiritual, dirige un centro de sanación ubicado en Puerto Vallarta, Jalisco. “Con moda o sin moda, el yoga es ancestral” señala y resulta dice, “es una herramienta para mantener el cuerpo físico equilibrado y una característica de las personas que lo practican es que tienen sana autoestima y cuidan todo lo que comen”. Para Olinka el practicante debe “observarse a sí mismo y no competir”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar. Su comentario será moderado antes de ser publicado.

Equipo Administrador