Sat Hari Kaur Kundalini Yoga

Yoga para Adultos, Niños, Mujeres Embarazadas y Aduto Mayor, en Villarrica, Chile.

jueves, 31 de julio de 2014

El yoga se ha vuelto una moda en las redes sociales

La yoguini Kino MacGregor. Foto: Instagram @kinoyoga

Palabras como 'ustrasana' y 'vinyasa' han dejado de pertenecer solo al sánscrito, lengua clásica de la India, para convertirse en hashtags de Instagram. Las figuras del yoga en las redes sociales, como la estadounidense Kino MacGregor (@kinoyoga) y la sueca Rachel Brathen (@yoga_girl), se han valido de las etiquetas para agrupar a una cantidad masiva de entusiastas del yoga alrededor del mundo.

Hace cinco semanas, Kino Macgregor convocó a un reto de una asana (postura de yoga) por día. Bajo el hashtag'#independencearmy', más de 62,000 personas han subido su versión de la postura propuesta por la yoguini, que cuenta con 369,980 seguidores en Instagram. La mayoría de los participantes son practicantes recién iniciados y van publicando con orgullo sus humildes avances en posturas que pueden ser muy difíciles de alcanzar.
Este es el instructivo publicado por Kino Macgregor en Instagram para realizar el reto #independencearmyFoto: Instagram @kinoyoga

La sueca Rachel Brathen, con 900,000 seguidores en la red social, ideó el hashtag#yogaeverydamnday como una invitación a que sus seguidores hicieran una pausa en su rutina diaria para realizar una postura de yoga. La propia Brathen se retrata en jeans, suéter y botas realizando una parada de cabeza en medio de una calle, entre otras escenas llamativas.

La moda del yoga no es nueva, pero las redes sociales han contribuido de manera importante al mercadeo. Las yoguinis aprovechan su número de seguidores para promocionar marcas de ropa especializadas como Lululemon y Gaiam, fabricante de ropa y esterillas. La instructora estadounidense Tara Stiles, con 50,686 seguidores en su cuenta de Instagram @tarastiles, recientemente se convirtió en la asesora e imagen de la división de ropa de yoga de Reebok.

Los videos tutoriales en Youtube también han acogido a miles de fanáticos del yoga. La instructora Erin Motz dictaba clases en un estudio de Tampa, Florida, hasta que sus videos caseros la proyectaron a la fama. Se unió con Andreas Zoltan, autor de la reconocida web DoYouYoga.com, en un proyecto de crowdfunding-sistema de recaudación de fondos donde cualquier usuario puede contribuir-, que prentendía obtener US$ 20,000 y generó una reacción tan efusiva que recolectó casi US$ 183,000.
La instructora sueca Rachel Brathen aprovecha cualquier ocasión para realizar una postura de yoga.Foto: Instagram @yoga_girl

A medida que crece la moda, hace lo propio la competencia. Cada vez más profesores de yoga suben a sus redes sociales fotos de posturas asombrosas que a menudo se asemejan más a una acrobacia del Circo del Sol que a una práctica asociada a lo espiritual. De momento, hay espacio para todos. Ya se verá más adelante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar. Su comentario será moderado antes de ser publicado.

Equipo Administrador