Sat Hari Kaur Kundalini Yoga

Yoga para Adultos, Niños, Mujeres Embarazadas y Aduto Mayor, en Villarrica, Chile.

jueves, 12 de junio de 2014

Yoga en el Barrio




Por primera vez, la gente del Este de Los Ángeles tiene un estudio de clases de yoga.

Dos latinas, Lauren Quan-Madrid y Leah Rose Gallegos, quienes por dos años han mantenido un escuela ambulante de yoga, abrieron el primer estudio de esta milenaria disciplina en esa zona de la ciudad.

"People's Yoga nació hace un año y medio, con clases que ofrecíamos en Boyle Heights, Downey y el sur de la ciudad, en asociación con escuelas, iglesias, centros comunitarios pero no teníamos un estudio, ni tampoco existía uno en las comunidades del este de Los Ángeles, dijo Lauren Quan-Madrid mientras se preparaba para la ceremonia de inauguración ayer.

"El yoga ayuda a calmar la mente, a mejorar la respiración, a dormir mejor. Tiene beneficios físicos y mentales. Yo invito a los latinos a que vengan a tratar con un corazón y mente abiertas", explicó Quan-Madrid, quien ha enseñado yoga por dos años.

Dos inmigrantes guatemaltecas, Patricia Veliz Macal y Karla Osorio, madre e hija, vinieron de El Sereno a la apertura del estudio.

Fue Karla, la hija, quien convenció a la madre de tomar yoga. "El doctor me lo había recomendado porque trabajo demasiado, y empecé a ir al gimnasio pero no me gustó, porque como que sentía que me juzgaban. En cambio, cuando fui a las clases de Leah y Lauren, sentí que podía ir a mi paso, que no era competencia", dijo Veliz.

Contó que como ella, hay muchas mujeres que viven en el Este de Los Ángeles que son madres solteras, por lo que se alegra que cuenten con un estudio de yoga. "Es realmente, el único espacio que tengo para poner en paz mi pensamiento, y mi cuerpo,", comentó.

El estudio People's Yoga tiene un equipo de siete maestros. Las clases son en español e inglés.

Alejandro Larios, con diez años de experiencia y quien ha enseñado yoga en parques de Boyle Heighs, se unió al proyecto. "El yoga es muy importante en el barrio, para ayudarles a lidiar con el estrés que provoca la separación de familias, y porque están luchando para sacar el sustento diario", expuso.

"Es admirable la apertura de este estudio en un barrio latino por el beneficio que traerá a la comunidad", reconoció Larios.Xóchitl Palomera dijo que pensaba que el yoga era muy aburrido pero ahora trata de hacerlo parte de su vida. "Está dentro de la prevención que debemos tener los latinos para combatir la diabetes y tener una vida más saludable", expresó.

Agregó que cuando hace yoga, se da un tiempo para parar y respirar. "No quiere decir que los problemas se vayan, pero cuando estamos más serenos, vienen las respuestas", observó.

Por increíble que parezca se está abriendo el primer estudio de yoga en el Este de Los Ángeles cuando en otras áreas, como Silver Lake o Encino, se puede encontrar uno prácticamente en cada esquina.

Antes de ser maestra de yoga y baile, Mariana Magalhaes tenía que ir a tomar clases de esta disciplina hasta Santa Mónica o Venice.

"No es justo que solo algunas comunidades puedan disfrutar del derecho a la salud. Los barrios latinos son ricos en cultura, en su gente, tienen vida y necesitamos cuidarnos para poder continuar luchando. Este estudio hace accesible el yoga para ellos", indicó.

El costo de muchas de las clases de yoga, que se ofrece en People's Yoga se cubren con un donativo que puede ser de 5 hasta 20 dólares.

People's Yoga

Ubicada en 5161 del bulevard Pomona #209

Este de Los Angeles, 90022

Por Araceli Martínez Ortega / araceli.martinez@laopinion.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar. Su comentario será moderado antes de ser publicado.

Equipo Administrador